Valentía y C.

Publicado en por UCI

juan-carlos-hernandez-padron
La actitud hoy en Tegucigalpa de los embajadores de Cuba, Venezuela y Nicaragua de tratar de impedir que la canciller hondureña Patricia Rodas fuera secuestrada por los golpistas militares, reafirma la dignidad latinoamericana.

El testimonio de Juan Carlos Hernández Padrón, embajador de la Isla en Honduras, sobre los duros momentos vividos, demuestran no solo cuán hermanados y unidos están las pueblos de la región, sino lo que son capaces de hacer sus enemigos cuando violentan el estado de derecho, la verdadera democracia y el poder legítimo.

Hernández, en particular, no permitió que se llevaran sola a Patricia Rodas, y se aferró a su brazo, en medio de insultos, golpes y empujones de los militares encapuchados, quienes decidieron llevarse a los dos en una camioneta (furgoneta) sin chapa, hacia la base aérea de Tegucigalpa.

Ambos fueron violentamente sacados del lugar, sin que se respetara la inmunidad diplomática, según relató Hernández Padrón, quien en ese momento conversaba con el Canciller Bruno Rodríguez, a través de un teléfono celular, el cual le arrebataron.

También los golpistas mandaron a callar al cubano, de lo contrario podría sucederle cosas peores, “pero ni en esas condiciones nos dejamos amedrentar ni intimidar”, afirmó Hernández al contar telefónicamente lo sucedido a la prensa extranjera acreditada en La Habana, y que dio cobertura a la conferencia de prensa del canciller Bruno Rodíguez.

“Me dejaron botado en las afueras de la base aérea militar, cerca del aeropuerto internacional, allí me identifiqué y manos amigas me protegieron y devolvieron a la embajada, donde todo nuestro personal se mantiene firme, dispuesto a defender la integridad de la sede diplomática”, manifestó el testimoniante.

Aseguró que los restantes más de 480 compatriotas, en su mayoría médicos diseminados por distintos parajes de la geografía hondureña, se hallan en sus puestos de trabajo, ocupados en sus misiones humanitarias y con la misma firmeza revolucionaria.

En la voz de Bruno Rodríguez, Cuba denunció el criminal golpe de Estado contra Manuel Zelaya, y responsabilizó a los golpistas militares de lo que le suceda a la canciller Patricia Rodas, y de cualquier atentado contra la integridad de la embajada cubana en Tegucigalpa y de su personal.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post