¿Quién es Micheletti? La cara civil del golpe en Honduras

Publicado en por UCI


Roberto Micheletti, ahora conocido popularmente como “Goriletti” es un empresario que ha logrado reelegirse durante varios períodos consecutivos al congreso de Honduras. Durante 28 años ha sido parlamentario, sin embargo le molestaba que el pueblo de Honduras participara en una consulta popular para saber si quiere o no, la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

Roberto Micheletti, conocido luego del golpe militar ejecutado este 28 de junio como “Goriletti”, es un empresario de origen italiano, dueño de redes de transporte interurbano y de una emisora de radio en la ciudad de El Progreso, lugar donde nació el 13 de agosto de 1948.
Pertenece a llamada vieja guardia del Partido liberal, ocupó el cargo de sub oficial de a Guardia Presidencial en la administración liberal de Ramón Villeda Morales. Micheletti sale del país, luego que ocurre un golpe militar contra Villena Morales en 1963.

Micheletti se traslada a México, donde comienza sus estudios superiores para luego radicarse en Estados Unidos en donde continuaría sus estudios. Reinicia su vida en Honduras a inicios de los años 80’s administrando sus negocios.

Roberto Micheletti denunciaba, injuriosamente, que el presidente Zelaya pretendía modificar la constitución hondureña para reelegirse, pero el ha sido durante 28 diputado del Congreso Nacional hondureño, es decir reelecto durante varios períodos consecutivos.

El año pasado Micheletti participó en los comicios internos del Partido Liberal se presentó para optar a la candidatura presidencial por esa organización, pero perdió. Su adversario y quien resultó ganador, Elvin Santos, lo acusó públicamente de ofrecer dinero a varios funcionarios del Poder Judicial y del Tribunal Supremo Electoral, para que no se le permitieran inscribirse en las elecciones internas del Partido Liberal, aseguró tener en su poder el vicepresidente Elvin Santos.
Micheletti también fue mencionado como uno de los sospechosos del atentado cometido el pasado 1 de septiembre de 2008 contra el fiscal Luis Javier Santos, quien fue atacado a balazos en la ciudad de San Pedro Sula.

Sobre este caso se informó, en una ocasión, Luis Javier Santos fue agredido por un ex alcalde de Santa Bárbara y que también, el 5 de febrero de 2007 denunció durante una rueda de prensa que algunos individuos a los que procesó en los tribunales y que no identificó, ofrecían unos 1 600 dólares por matarlo a él y a otros fiscales.

El fiscal Santos había emprendido un movimiento contra la corrupción. Harry Dixon, fiscal del ministerio público hondureño expresó en la oportunidad del atentado contra Santos: que la violencia contra los funcionarios que luchaban contra la corrupción provenían del Congreso.

Durante su ejercicio como presidente del Congreso, Micheletti también fue acusado por destruir el patrimonio cultural que significa el edificio legislativo. El recién designado como presidente ilegítimo de Honduras ordenó la remodelación de un balcón con el único fin de evitar que allí se instalaran cámaras de un medio de comunicación.

Comentar este post