Al paso del casino se exigió justicia

Publicado en por UCI

Hace solo unos días la Universidad de las Ciencias Informáticas volvió a ser noticia,  esta vez por servir de escenario a la rueda de casino más grande del mundo. Después de largas horas de ensayos en la que los muchachos de la UCI se apartaron por un momento de las computadoras para echar su  pasillo en la ya emblemática Plaza Niemeyer, el resultado fue un maravilloso espectáculo, cuya música estuvo a cargo  de la orquesta del destacado músico pianista, compositor, arreglista y director de orquesta Adalberto Álvarez, sonero cubano por excelencia.

Este acto cultural fue la manera más original y juvenil que los estudiantes y trabajadores de la UCI, adoptaron  para enviarles un mensajes de aliento y solidaridad a  nuestros Cinco Héroes Prisioneros en los Estados Unidos, pues ese mismo día, el gobierno de ese país volvió a enseñarse con nuestro pueblo,  al negarse  a revisar la Corte Suprema del Imperio, el caso de los compatriotas injustamente encarcelados por luchar por la tranquilidad y la felicidad de todos los cubanos.

El casino es un típico baile de salón creado por la sabiduría artística popular, donde confluyen  varios elementos. Es un baile para disfrutar individual y colectivamente, ha sido enriquecido con diversas coreografías, hoy en Cuba cada vez es más difícil encontrar a un joven que no sepa bailar casino. En los últimos años como parte del rescate de nuestras tradiciones ha sido impulsado principalmente por la figura de  Adalberto Álvarez, quien también es conocido como El caballero del son.

En la UCI el casino está dentro de las principales preferencias de los bailadores, por eso no es casual que se haya escogido esta forma tan peculiar para exigir justicia, para demostrarle al gobierno de los Estados Unidos que ese entusiasmo y esa juventud alegre que bailó  en la Niemeyer, la noche de la rueda,  está hoy más que nunca comprometida con la Revolución 50 años después y segura de que los cinco VOLVERÁN.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post