Para los que bailaron este ha sido una experiencia que no deben borrar jamás.

Publicado en por UCI

Hacia buen tiempo que no se veía tanta luz alrededor de una plaza que tiene mucha trascendencia para nuestra comunidad universitaria. Pero la ocasión que esta vez nos hizo recordar viejos tiempos y sentirnos bajo una sensación inolvidable, no demeritó tanta alegría vivida este pasado Lunes.

 Desde bien temprano toda la juventud que convive junta entre las mismas esperanzas y condiciones se reunió para no perderse una noche que ya es parte de la historia que algún día será contada por los más veteranos para los más nuevos. A pesar de las dificultades que siempre pasan cuando uno menos quiere, lo que vino después compensó cualquier espera.

Para los que bailaron este ha sido una experiencia que no deben borrar jamás, mucho nervio y deseos de que los 5 héroes sintieran que aquí se le pone fuerzas y ganas para que ellos regresen a nosotros nunca faltaron. Las palabras de Silvano Merced fueron precisas y oportunas para levantar el espíritu de los presentes y dar por comenzada la jornada de lograr dos record guinnes para que todo el mundo recuerde que los 5 están presentes y defendidos siempre. 

La formación lograda mostrando la bandera que nos hace orgullosos estuvo fuera de lo explicable. Los coloridos alcanzados no tuvieron ninguna necesidad de ser comentados, una bandera cubana con todo lo que representa fue un detalle que para muchos ha sido la cumbre de lo que mostramos en la noche.

Una rueda gigante con representación de todas nuestras facultades pusieron la altura por encima de las expectativas y una orquesta que dignamente merecía estar allí y tocarnos sus emblemáticos temas, Adalberto Álvarez nos dejó impresionado por su preparación y la energía que lo caracteriza.

Sin dudas haber bailado con tantas parejas juntas, haber quebrado dos records y compartir una noche muy a la altura de las circunstancias fue emocionante, pero hacerlo por la liberación de 5 hermanos y hacerlo en respuesta a la decisión de una corte, que de seguro algún día sentirá los ecos de la juventud que vive en la Universidad de las Ciencias Informáticas  fue un razón mayor, los tres colores que nos identifican en el mundo ha sido una página que será integrada en el increíble libro que recorre toda una corta vida de una Universidad de nuevo tipo.

Comentar este post