Una rueda gigante por la justicia

Publicado en por UCI

16-06-2009


  La Rueda de Casino más grande del mundo se bailó ayer en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), en reclamo de justicia por la causa de los Cinco Héroes prisioneros del imperio por luchar contra el terrorismo anticubano.

 

Pocas horas después de que aquella corte decidiera no atender el caso de Gerardo, René, Antonio, Ramón y Fernando, más de mil parejas estaban en la Plaza Niemeyer de este centro, demostrando que la cultura es una de las más poderosas armas de los pueblos.

Dos récords fueron impuestos, el de la rueda más grande del mundo y el de mayor cantidad de personas bailando casino en un mismo lugar. La música de Adalberto Álvarez, el Caballero del Son, hizo mover los pies a miles de estudiantes, profesores y trabajadores de la UCI, quienes a través de este baile tradicional manifestaron su confianza en que las rejas de la infamia se romperán.

La cita, que fue convocada por la Unión de Jóvenes Comunistas y estuvo dedicada también al 50 Aniversario de Triunfo de la Revolución y a nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, fue presidida por Melchor Gil Morell, rector de la UCI, quien entregó un reconocimiento a Adalberto Álvarez por su aporte a la cultura cubana.

Solo unos miles de cubanos bailaron ayer casino por los Cinco Héroes, pero el alma de este pueblo, materializada en uno de nuestros más populares bailes, reinó en la Plaza Niemeyer como eco de los ideales de justicia de toda una nación.

Aún cuando el imperio, en su silencio ensordecedor, solo tenga oídos para escuchar  el retumbe de las armas y las bombas; los cubanos, al igual que otras tantas de decenas de países en el mundo, seguiremos alzando nuestras voces, bailando, luchando, viviendo y muriendo también, por aquellos que hoy sufren en carne propia las desgarraduras del monstruo, prepotente y falaz.

Los estudiantes de la UCI, quienes hoy protagonizan una lucha por la verdad que nadie puede ignorar, ratificaron su disposición de seguir batallando hasta que el reclamo universal de justicia sea atronador.

 

Por: Eiry Rodríguez Pérez y Carlos Armando Cabrera Gutiérrez

Fotos: Eduardo Esparza y Maykel Ramirez


L

 

Comentar este post